Las puertas de garaje comunitario de las comunidades de propietarios deben de ser puertas silenciosas. Una puerta silenciosa, en la medida de lo posible, no solo no molesta, sino es prueba de un funcionamiento suave y seguro.

Una puerta de garaje ruidosa no solo es molesta tanto por el ruido, que produce, sino también por las vibraciones de provoca. Puede parecer un problema menor, pero a la hora de la verdad, las puertas ruidosas pueden dar muchos quebraderos de cabeza, ya que los ruidos y las vibraciones pueden afectar a muchos residentes y también a vecinos y negocios de edificios cercanos. Estos ruidos pueden afectar a la convivencia en el edificio y provocar o agravar problemas como trastornos del sueño o trastornos psicológicos. La problemática es tal que estos problemas relacionados con los ruidos de las puertas de garaje pueden acabar en un juzgado.

Además, cuando una puerta hace demasiado ruido es muy posible que haya algún problema y que, con el tiempo, termine fallando, dejando el garaje abierto o, aún peor, cerrado con todos los vehículos dentro.

Instalación y mantenimiento de puertas de garaje comunitario apropiadas

Cada edificio tiene características propias. Tanto en los edificios de nueva construcción como cuando se trata cambiar la puerta de un garaje o modernizar una puerta antigua, surge el problema de la adaptación. En la automatización de una puerta de garaje entran en juego muchos factores. Algunos se pueden prever en el diseño o en la remodelación del edificio, o incluso se puede plantear una pequeña reforma parcial. Sin embargo, en otras ocasiones hay que trabajar con lo que hay y adaptar la puerta a las circunstancias.

El primer paso es la instalación de una puerta lo más silenciosa posible, que minimice al máximo los problemas de ruido y vibraciones. Para ello es fundamental hacer un estudio de las características del lugar donde se va a instalar la puerta o la mecanización de la misma. Como decíamos, cada edificio tiene sus propias características y, por lo tanto, necesidades concretas.

Pero instalar una puerta silenciosa no lo es todo. El uso intensivo de estas puertas, el gran tamaño de las mismas e incluso su propio diseño las hacen más propensas a dar algún tipo de fallo, incluidos los ruidos. Por eso es muy importante contar con un servicio que, regularmente, revise la puerta y haga las labores de mantenimiento oportunas para aumentar su vida, prevenir problemas y evitar ruidos y vibraciones excesivos.

Qué es normal y qué no lo es

Eliminar el ruido o las vibraciones por completo es casi imposible cuando hablamos de puertas garaje. El motor de una puerta de garaje siempre hará un poco de ruido. La cuestión que se plantea es reducir este ruido al mínimo. Las vibraciones tampoco se pueden eliminar por completo, pero sí se pueden minimizar.

Otro aspecto muy importante en lo que ha ruidos y vibraciones en puertas de garaje se refiere es el que hace referencia al cierre final. Una puerta que no cierra adecuadamente, que no va suave, puede dar un tremendo portazo al cerrar que, a su vez, provocará desagradables vibraciones.

En Claser Facility Services ofrecemos servicios de mantenimiento integral para comunidades de propietarios, incluyendo la instalación y mantenimiento de puertas de garaje comunitario. En Claser Facility Services le ofrecemos soluciones personalizadas y le orientamos sobre lo más conveniente para solucionar su problema concreto.

Puede encontrarnos en Avenida de Atenas 1, Centro Comercial La Tortuga, en Las Rozas, Madrid. También puede contactar con nosotros llamando al 91 727 43 10 o al 619 14 25 31 o enviado un mensaje a través de nuestra página de contacto.

 

2018-10-25T09:24:14+00:00