La cifra de coches eléctricos e híbridos vendidos aumenta en España trimestre tras trimestre. Sin embargo, el porcentaje de vehículos eléctricos o híbrido vendidos es aún pequeña. No obstante, este crecimiento plantea, entre otros, un reto importante para los propietarios: los puntos de recarga para coches eléctricos para poder recargar la batería del vehículo.

Los propietarios de vehículos eléctricos o híbridos que aparcan en garajes individuales lo tienen fácil: simplemente tienen que instalar allí un punto recarga para su coche sin dar más explicaciones. Pero ¿se puede instalar un punto de recarga para coches eléctricos en garajes comunitarios libremente? ¿Qué trámites hay que seguir? ¿Quién se hace cargo de pagar la instalación del punto de recarga? ¿Qué ocurre con el consumo?

Solo se requiere comunicación

En realidad, instalar un punto de recarga para coches eléctricos es una tarea realmente sencilla, que no requiere una gran obra. En cuanto a la autorización para la colocación del punto de recarga, es importante sabe que el propietario de la plaza en cuestión no tiene pedir ningún tipo de permiso, si simplemente comunicarlo a la comunidad, tal y como establece el 17 de la Ley de Propiedad Horizontal tras la última modificación de dicha ley:

“La instalación de un punto de recarga de vehículos eléctricos para uso privado en el aparcamiento del edificio, siempre que éste se ubique en una plaza individual de garaje, sólo requerirá la comunicación previa a la comunidad. El coste de dicha instalación y el consumo de electricidad correspondiente serán asumidos íntegramente por el o los interesados directos en la misma”.

Dicha comunicación debe ser hecha por escrito al presidente de la comunidad o al Administrador de Fincas. Para evitar problemas en el futuro, es recomendable solicitar la firma de la recepción de la comunicación y conservar una copia del documento con la fecha de la recepción de dicha comunicación.

Esquemas para la instalación de puntos de recarga para coches eléctricos

La instalación de los puntos de recarga para coches eléctricos deben cumplir la Instrucción Técnica Complementaria de Baja Tensión, vigente desde junio de 2015.

Hay varios esquemas dispuestos para la instalación de puntos de recarga, en función del tipo de vivienda o garaje.

Si se trata de garajes colectivos se puede colocar un esquema individual con un contador común para la vivienda y la estación de recarga o un esquema individual con un contador para cada estación de recarga.

En el primer caso, la derivación hacia el punto de recarga se saca del mismo cuadro de contadores de tu mismo contador. En el segundo caso, el más habitual, se hace una derivación desde el contador principal de nuestra vivienda hasta la plaza de garaje. Así, el contador será común para la vivienda y el vehículo, unificando en un mismo contrato el consumo del hogar y del coche, por lo que el ahorro en términos de potencia contratada será notable.

Si la plaza de garaje estuviera en otro edificio, se pueden hacer dos cosas: contratar una nueva línea eléctrica exclusiva para la estación de carga o derivar un contador individual a partir del contador general del garaje comunitario. En este caso, mucho más sencillo y económico que el anterior, la comunidad repercutiría al propietario el gasto del consumo de los puntos de recarga para coches eléctricos. En este caso, el único problema es que la comunidad apruebe la medida.

Claser Facility Services ofrece servicios integrales de atención a comunidades de propietarios y le asesoraremos sobre la solución que más se adapte a su comunidad para la instalación de puntos de recarga para coches eléctricos. Puede encontrarnos en Avenida de Atenas 1, Centro Comercial La Tortuga, en Las Rozas, Madrid. También puede contactar con nosotros llamando al 91 727 43 10 o al 619 14 25 31 o enviado un mensaje a través de nuestra página de contacto.

2018-10-25T09:24:14+00:00