La instalación de sistemas de CCTV en las comunidades de vecinos ha crecido mucho en los últimos años como sistemas de disuasión y prevención para evitar robos y actos vandálicos.  De hecho, está demostrado que  las cámaras de seguridad reducen el número de  incidentes y mejoran el mantenimiento de las zonas comunes. Además, en caso de robo o vandalismo, las grabaciones son de gran utilidad a la hora de realizar la denuncia.

Ahora bien, la instalación de un circuito cerrado de televisión debe ser  realizada por una  empresa autorizada y homologada para garantizar que dicha instalación cumple con la legislación vigente. De lo contrario, la comunidad de propietarios puede ser sancionada, especialmente por no cumplir con la Ley Orgánica de Protección de Datos.

Mayoría para instalar sistemas de CCTV en las comunidades de vecinos

Según el artículo 17.1 de la Ley de Propiedad Horizontal, para instalar un sistema CCTV en la comunidad de vecinos  es necesario que tres quintas partes de la totalidad de los propietarios de la comunidad, que a su vez representen las 3/5 partes de las cuotas de participación, autorice dicha instalación. En realidad, no es necesario que esta mayoría de votos favorables se alcance en la Junta de Propietarios, sino que basta con que se apruebe por mayoría simple, siempre y cuando representen la mayoría simple de las cuotas de participación.

Una vez tomada la decisión de instalar cámaras de seguridad en la comunidad de vecinos por acuerdo en Junta, se  notificará a los propietarios ausentes. Los que no estén de acuerdo  disponen de 30 días a partir de la fecha de la notificación para manifestar su discrepancia. En el caso de que no haya ninguna discrepancia en ese plazo, tanto su voto como su cuota de participación contarán como voto favorable.

Pasados esos 30 días, el acuerdo de instalación de un sistema CCTV en la comunidad de vecinos, será considerado válido siempre que los votos favorables representen a las tres quintas partes de los propietarios, que a su vez representen las tres quintas partes de las cuotas de participación. En el caso de que se alcancen las tres quintas partes en la Junta no será necesario esperar a que pase el plazo de 30 días y se podrá seguir adelante con la instalación. El acuerdo será vinculante para todos los propietarios, tanto si han votado a favor como si lo han hecho en contra.

Ahora bien, si en la finca ya existe otro sistema de seguridad, como vigilantes privados o controladores, y las cámaras sirvan como complemento para estos servicios, bastará con que una mayoría simple aprueba la instalación del sistema CCTV. En este caso, el acuerdo también es vinculante para todos los propietarios.

Dónde se pueden colocar las cámaras de seguridad

Una vez aprobada la instalación de cámaras de seguridad en la comunidad de propietarios, estas se pueden instalar en las zonas comunes, es decir, garajes, trasteros, portales y jardines y ascensores. Eso sí, en ningún caso las cámaras pueden enfocar a espacios privados (interior de la vivienda) ni públicos (a la calle).

La normativa sobre protección de datos es muy estricta en España, por lo que es de vital importancia cumplir con las normas establecidas al respecto.

En Claser Facility Services ofrecemos servicios de mantenimiento integral para comunidades de propietarios y sistemas de CCTV en las comunidades de vecinos. Puede encontrarnos en Avenida de Atenas 1, Centro Comercial La Tortuga, en Las Rozas, Madrid. También puede contactar con nosotros llamando al 91 727 43 10 o al 619 14 25 31 o enviado un mensaje a través de nuestra página de contacto.

2018-10-25T09:24:13+00:00